Make your own free website on Tripod.com
Mi Blog
Monday, 22 May 2006
Santa Cruz de Momp??s
Mood:  happy
Topic: Colombia

Santa Cruz de Mompós
Colombia - 22 de mayo, 2006

 

 

Mompós

Si la llegada a Mompós nos pareció complicada, aún más lo iba a ser la larga travesía que deberíamos hacer para llegar a nuestro siguiente destino, Bucaramanga.
          Llegamos a esta pequeña ciudad el día 3 de mayo.  Casualmente un día como ese hacía 469 años esta ciudad fue fundada por Alonso de Heredia justo el día de la Santa Cruz en 1437.  Mompós está ubicada en una isla fluvial que forma el río Magdalena y que tiene unos 100 kilómetros de largo, la ciudad tiene menos de 30000 habitantes.


Atravesando el río Magdalena

A pesar de que se pueden encontrar muchas cosas modernas en ella, como bancos, internet, farmacias, etc., en muchos aspectos parece que el tiempo no ha pasado.  Por alguna razón, desde que llegamos a este lugar nos sentimos trasladados al pueblo que García Márquez describió en Cien Años de Soledad y que le llamó Macondo.


Vendedor lleva sus mercancías en canastas sobre el burro

Fue una gran suerte tener la posibilidad de hospedarnos en la casa de doña Aurora ya que pudimos disfrutar de una antigua casa colonial con paredes muy altas, corredor alrededor de un patio central y muy fresca, lo cual para el gran calor que hacía en Mompós, era como tener un refugio donde protegernos de ese clima tan cruel.


La casa de doña Aurora

El hotelito era atendido por Carmen, la única hija de doña Aurora quien tenía un carácter fuerte pero era muy jovial a la vez.  La misma doña Aurora estaba pendiente de nosotros, sus únicos huéspedes en varios días, y nos daba naranjas y nos invitaba a jugar lotería con ella, con su hermana y con Carmen, quienes tenían todo organizado para darse las grandes jugadas.


Jugando lotería

Era claro que Mompós había sido una ciudad que tuvo una gran importancia económica, especial-mente por su ubicación estratégica a orillas del río Magdalena como un punto intermedio entre Cartagena y las ciudades del interior.  Actualmente sobreviven tradiciones muy antiguas tales como la elaboración de mecedoras y las famosas joyas de filigrana de plata (tejido muy fino con hilos de plata) que tiene sus bases en prácticas precolombinas.
          La noche antes de partir estuvo lloviendo muchísimo, nos pareció agradable pues de esa forma se refrescaría un poco, pero no se nos ocurrió que a causa de esa gran lluvia el camino de tierra que debíamos recorrer se iba a convertir en un lodazal.  A las 5 de la mañana nos levantamos y nos alistamos. El bus fue muy puntual al salir, el paisaje era agradable y el día estaba fresco por la gran lluvia de la noche anterior.  Pudimos apreciar el típico paisaje de las ciénagas, con el río a un lado y grandes extensiones de tierra inundada al otro formando pequeñas y grandes lagunas.
          No sabíamos que el conductor era novato en esta ruta y cuando llevábamos una hora de camino se detuvo a preguntar por un pueblo llamado El Botón donde supuestamente podríamos tomar un pequeño ferry para cruzar el río.  Le contestaron que tal pueblo lo habíamos dejado bastante atrás, entonces tuvo que regresarse.
          Lo peor fue cuando el bus se quedó pegado en el lodo.  Aparecieron de pronto unos diez hombres con sus palas completamente cubiertos por el barro, ellos ayudaron a sacar el bus del atolladero.  Sin embargo, el drama continuó hasta un punto en que no había forma de avanzar pues encontramos un camión atascado que no daba paso a nadie.  Se hicieron todos los intentos por moverlo y no fue sino hasta mucho tiempo después cuando apareció una gigantesca y poderosa máquina que logró despegar el camión.  Luego uno a uno fueron remolcados todos los carros que esperaban y pasaron resbalados sobre el barro incluyendo a sus pasajeros y, por supuesto, a nosotros.


Hombres ayudan a sacar un camión
del barrial

          Pensábamos que los problemas habían acabado y pronto llegaríamos a El Burro donde empezaba la carretera asfaltada, pero unos kilómetros después tuvimos que detenernos porque un eje se había quebrado.  Nos acordamos de Adiela que nos había mencionado que una característica de los colombianos es que todo lo arreglan, y estos tipos aunque tardaron como una hora, lograron remendar el eje y no sabemos cuantas cosas más.  La historia continuó porque al rato se recalentó el motor y hubo que detenerse otra vez a estirar los músculos mientras nuestro Rocinante se enfriaba.
          A las 7 de la noche llegamos a San Alberto, después de 13 horas de viaje.  Ya era de noche y el conductor nos puso otra vez en una encrucijada, aunque ya faltaban “solamente” dos horas para ver la tierra prometida de Bucaramanga, él proponía que debíamos desviarnos hacia Barranca Bermeja porque tenía que ir a dejar primero a una señor que era de ahí y que por los “pequeños atrasos”  había

perdido su conexión.  Esto sólo nos atrasaría dos horas más de lo que ya nos faltaba.  Nos pusimos furiosos y comenzó el estira-y-encoge.  Se nos pasó otra hora entre discusiones y en que el chofer se fue a comer y nos dejó solos quejándonos.  Finalmente nos montó en un par de taxis y nos mandó a nuestro destino.  El taxi volaba y como ya era de noche tuvimos bastante susto de lo que pudiera ocurrir en el camino, pero llegamos completos, con miles de dolores pero felices de llegar después de 17 horas a la capital de Santander, una tierra que prometía ser paradisíaca.

 


Publicado por caracoles-errantes at 4:48 PM
Wednesday, 10 May 2006
El Caribe Colombiano
Mood:  happy
Topic: Colombia

El Caribe colombiano
Colombia - 10 de mayo, 2006

 

 

Cartagena de Indias

          Como tres bucaneros en busca del tesoro nos fuimos a los mares de Cartagena, la ciudad amurallada, tierra original de los indios Zenú hasta la llegada de los españoles en 1533.  Esta hermosa ciudad colonial, construida a las orillas del Caribe colombiano, tuvo su importancia en los siglos XVI y XVII, ya que fue un puerto comercial entre América y Europa. 


Vendedora de dulces

La historia de Cartagena se entrelaza con tres hilos de matices culturales distintos: los indios Zenú, los españoles y los negros, que actualmente entretejen un bordado multicultural que podemos notar en sus calles y casas, en los sabores y olores de la comida, en la forma de ser y de hablar, en la música y en la danza, etc.  Estar ahí nos hizo conocer una pequeña parte de su historia, pudimos visitar el Museo del Oro con una muestra del arte orfebre precolombiano, el Palacio de la Inquisición con una clara muestra de los instrumentos usados para la tortura de los herejes, y el Castillo de San Felipe de Barajas (fortaleza de piedra representativa de la ciudad).


Vendedora de frutas

Recorrer Cartagena es toda una aventura, pero es más impresionante si se hace de noche, la rumba cartagenera es bullanguera, la gente deambula por las calles, las volantas (carretas tiradas por caballos) paseando por callejones, y en las plazas no pueden faltar los trovadores, que al igual tocan canciones románticas como vallenatos que ponen a bailar al más “entumido” de los noctámbulos; en fin, Cartagena de noche es todo un espectáculo de luz y de fiesta.

 


Hermosos balcones de madera



Vista de la ciudad antigua
(Templo de Santo Domingo)

Algo que llamó nuestra atención fue la visita al Palacio de la Inquisición, estar ahí fue remontarnos a épocas de herejes.  Fue sorprendente conocer desde “la ventana de las denuncias” hasta la báscula en donde se pesaban a “las brujas” (una persona con poco peso era sospechosa pues las brujas eran livianas para poder volar).  Afortunadamente la Santa Inquisición es historia, así que aquí apuntamos una oración de brujería que recomendamos a todas nuestras amigas brujas y esperamos que el hechizo surta efecto:

Oración del señor de la calle

Señor de la calle,
Señor de la calle,
Señor compadre,
Señor cojuelo.

Que hagáis a XXX
que se abrace solamente a mí,
y que me quiera y que me ame,
y que si es verdad
que me ha de querer,
que ladre como perro,
que rebuzne como asno
y que cante como gallo.


Tayrona

          En el Mar Caribe y no muy lejos de Santa Marta se encuentra un paradisíaco lugar, el Parque Nacional Tayrona.  Está situado en un litoral bastante particular ya que en 42 kilómetros el terreno se eleva desde el nivel del mar hasta alcanzar los 5700 metros en la Sierra Nevada de Santa Marta; esto hace posible la existencia de una gran variedad de ecosistemas entre los que se pueden encontrar: desierto, manglar, arrecife coralino, bosque seco, bosque húmedo y páramo.  Los Tayronas escogieron esta zona para establecer sus pueblos debido a la gran gama de productos que podían obtener de tantos ecosistemas.


Restos de un barco encallado en las rocas

          El mar color turquesa está bordeado por formaciones de piedra, las cuales toman formas caprichosas al encontrarse una roca sobre otra que se sostienen entre ellas desafiando las leyes de la física.  Encontramos hospedaje en un lindo ranchito ubicado en lo alto de una montañita formada por estas mismas rocas, casi rodeada en toda su circunferencia por el mar.  Era un ranchito encantador en donde se sentía la brisa del océano todo el tiempo ya que teníamos que dormir en unas hamacas en la parte baja del rancho que no tenía paredes.
          Después de un largo día de sol, playa y mar nos fuimos a descansar a nuestras cómodas hamacas, cuando ya teníamos cuatro horas de sueño empezamos a sentir que el viento ya no estaba solo, ahora lo acompañaba la sorpresiva lluvia.  Se oían puertas, tablas y bolsas moverse sin parar.  Nosotros tratábamos de cubrirnos del agua lo más que podíamos.  A todos esos ruidos se unió el susurro de otros viajeros que compartían la cabaña, quienes apresuradamente trataban de colocar sus cosas en un lugar más seguro y protegido del agua. 


La cabaña

Yo (Jorge) decidí encender el foco y ver lo que pasaba en nuestro refugio.  El agua estaba por todos lados y al igual que las maletas de los otros compañeros, nuestras mochilas se estaban mojando.  Me levanté a poner las cosas a salvo y no pude librarme de empaparme los pies.  Una vez terminada mi misión y verificar que Carlos y Ricardo estaban a salvo, me fui a esconder de nuevo en mi maravillosa hamaca.


Antiguo camino de piedra

          Al día siguiente nos levan-tamos comentando cada quien su experiencia.  Los tres coincidimos en que aquello nos había parecido una tormenta en medio del mar y que nuestra cabaña se había parecido a un barquito en alta mar.  Confiábamos en el dicho que dice que después de la tormenta viene la calma y así fue,  el día siguiente fue muy hermoso.  Tomamos nuestras provisiones y nos fuimos a buscar la zona arqueológica “el Pueblito”. 


Choza Tayrona emplazada en un antiguo montículo de piedra

Caminamos dos horas rumbo arriba disfrutando de la exhuberante naturaleza y de un sorprendente camino de piedra que muestra el ingenio de los Tayronas y la generosidad de la naturaleza al brindar el material para hacerlo.  Disfrutamos de nuestro delicioso almuerzo (atún con mayonesa y chícharos o alberjas con galletas) en las terrazas circulares construidas hace muchos años por los Tayronas, las cuales todavía son habitadas por sus últimos descendientes.  Sin duda fue una hermosa temporada en las tierras de estos primeros pobladores.


Niña Tayrona

 


Publicado por caracoles-errantes at 10:45 AM
Friday, 5 May 2006
Medellin y sus alrededores
Mood:  happy
Topic: Colombia

Medellin y sus alrededores
5 de mayo, 2006

 


Antes de partir

          El 19 de abril empezamos temprano el día, había muchos detalles que nos quedaban por ahí dando vueltas.  Un rápido desayuno.  El día era esplendoroso con un sol radiante en Anam Cara.  Ya pronto yo (Ricardo) me puse a pasar la brocha con el barniz a la puerta de la terraza, mientras Carlos daba sus últimas pasada a algunos vidrios para no dejarlos tan sucios.  Allá Jorge se fue a hacer un trabajito en un tubo de agua caliente para que no quedara estorbando en el nuevo ropero. 
Al rato Jorge se dio cuenta de que al conectar de nuevo el agua, comenzó a salir agua del tubo que había tapado hacía unos minutos y de pronto un gran charco se había formado en la cocina.  Tuvimos que cerrar definitivamente el agua para dejar que el pegamento secara bien y decidimos irnos sin bañar a casa de mis papás. 
Allá mamá nos esperaba con un almuerzo digno de ella, un delicioso Gallo Pinto, picadillo de papa, palmito, platanitos fritos con natilla y un delicioso fresco de cas.  Fue una despedida muy animada, llegó Carigo, Mau y Cata, todos amigos entrañables y muy hablantines lo cual hizo que pasáramos un rato inolvidable.


Vendedor de guarapo
(bebida de caña y limón)


Catedral de Medellín
(construida en ladrillo)

 

Despertar en Medellín

Pasadas las 6 de la mañana escuchamos un vendedor gritando por las calles: ¡Panochas de chócolo! ¡Las arepas! ¡Panochas de chócolo! ¡Las arepas!  ¡Las tortas, las ricas tortas!
¿Qué es eso?  Bueno, no tuvimos tiempo ni ganas de levantarnos para conocer que era, así que hicimos un plan para el día siguiente, prepararnos con la cámara para tomar un video y comprar esas “cosas” para probarlas.
Llegada la hora en que el vendedor pasaba escuchamos el anuncio gritado a viva voz:  ¡Panochas de chócolo!  ¡Arepas!   En ese momento Ricardo se levantó entre sueños como loco preguntando por la cámara y la plata, todo desorientado y sin gafas. 

  1. Carlos. ¿La plata?
  2. Jorge. ¿La cámara? ¿Las pilas?

En un santiamén encontró las cosas y corrió a abrir la puerta para gritarle al vendedor y con la ayuda de Lucía compraron la ansiada comida.  Eran 5 tortitas y una panocha por 4500 pesos colombianos.  La panocha es como una tortilla gruesa de maíz molido muy sabrosa y las tortitas estaban más deliciosas ya que son bolitas de maíz fritas parecidas a un tamalito, sirven para acompañar cuando se toma un perico (café con leche) o un tinto (café negro).  Gracias a este alboroto que hizo Ricardo pudimos acompañar nuestro desayuno con panochas y tortitas de chócolo.

Medellín

La ciudad de Medellín se caracteriza indudablemente por las colinas que rodean un valle y que se encuentran pobladas con construc-ciones hechas en su mayoría en ladrillo por lo que se nos ocurrió llamarla “la ciudad rojiza de América”.

Nos han parecido muy interesantes los contrastes de esta ciudad, por un lado encontramos una excelente infraestructura vial, hermosas edificaciones modernas o viejas, el metro  con su línea “metro-cable” única en América Latina y quizás una de las pocas en el mundo, hermosos parques como el de los Pies Descalzos y el de las Luces o el parque de las Esculturas de Botero.  Todo esto muestra una buena planeación urbana y una adecuada utilización de los recursos. 

 


Metro-cable


Adán y Eva de Botero

 

En contraposición se siente en la ciudad mucha inseguridad derivada de la delincuencia y la anarquía relacionada con problemas sociales muy complejos. 
Medellín es la capital de un gran departamento llamado Antioquia y a su gente les llaman con cariño “los paisas”.  Son cultos y se ve una alta promoción de la cultura para todos.  Hemos compartido con la familia de Adiela y con Jeannette, una linda amiga.  Ellos nos han tratado con mucha hospitalidad y nos han ofrecido de corazón todo lo que tienen, la mamá Lucía quizo en estos días tratarnos como sus hijitos adoptados y nos consentía y regañaba como a sus propios niños.  Esta familia es sin duda una muestra de esta cultura de hospitalidad antioqueña.
Medellín ha sido el inicio de nuestro viaje.  Quizás no ha sido la ciudad más tranquila para empezar pero Adiela y su familia nos han hecho sentir como en casa y nos han ayudado a cargar baterías para todo lo que viene en este extraordinario viaje. 

 


Viajando en chiva


Entrada al pueblo Guatapé (Antioquia)


Calles adornadas en Guatapé


El Peñol y el embalse en el campo antioqueño


Santa Fe de Antioquia


Gente amable y trabajadora
en Santa Fe de Antioquia


Publicado por caracoles-errantes at 10:41 AM
Friday, 28 April 2006
CARACOLES ERRANTES No. 1
Mood:  happy
Topic: Colombia

CARACOLES ERRANTES No. 1

28 de abril, 2006

Fueron nuestros queridos amigos catalanes quienes nos bautizaron primero a Jorge y a Ricardo como "los caracoles" ya que cuando viajamos por largo tiempo todo lo que tenemos lo llevamos en nuestra espalda y nuestra casa es nuestra mochila.

Primero éramos dos caracoles que recorrimos Asia y luego Francia y la Península Ibérica hasta llegar caminando a Santiago de Compostela. Hoy se ha unido a nosotros otro "chiflado" o "mosquetero" que es igualmente soñador y arriesgado y nos hemos convertido juntos en los caracoles errantes que ahora queremos recorrer el territorio sudamericano.

Somos Carlos, Jorge y Ricardo quienes el 19 de abril de 2006 iniciamos este recorrido soñado, salimos desde Costa Rica hasta la ciudad de Medellín en Colombia. Nuestra casa parece estar equipada con lo necesario y no pesa más de 12 a 15 kilos, ahí va la ropa de diario, abrigo para el tiempo frío, libros, medicinas y más.

La vida se transforma cuando nos ponemos en esta sintonía pues todo lo que comúnmente parece tan indispensable ahora ya no lo es. ¿Dónde está el televisor? ¿Cuándo hay que pagar la cuenta del teléfono? Eso ya no es necesario.

Lo que sí parece que no viene en nuestra mochila son tantas personas que día a día compartían con nosotros. Ellos no caben ahí, los hemos traído muy bien resguardados en nuestro corazón y aunque están en todas partes (México, Costa Rica, Cataluña, Suiza, Irlanda, Francia, Ecuador, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Argentina, España, Chile) es seguro que muchos quisieran viajar por estas tierras.

No somos turistas, somos viajeros, aventureros y en el camino iremos encontrando gente que igualmente llegará a formar parte de nosotros. Este es el inicio de un gran viaje que queremos compartir con todos, esta etapa seguramente que marcará nuestras vidas y nos hará cambiar la visión del mundo.


Guatapé (Antioquia, Colombia)

Nos encantaría recibir tus saludos, comentarios, preguntas, etc. Estos son nuestros correos:

Ricardo: anamcara@costarricense.cr

Jorge:camachojorge@costarricense.cr

Carlos: bankilal@yahoo.com.mx

Imprime este Artículo


Publicado por caracoles-errantes at 10:31 AM

Newer | Latest | Older

« December 2018 »
S M T W T F S
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
You are not logged in. Log in
Entries by Topic
All topics  «
Colombia